Oneechanbara Revolution



Oneechanbara revolution





Oneechanbara Revolution es el último eslabón (sin contar la película) de la saga The Oneechanbara, aparecida por primera vez PS2 como parte del sello "The Simple series" de la compañía japonesa D3; este sello se dedica a lanzar títulos de bajo presupuesto a precios reducidos (por debajo de los 3000 yens) y tiene 3 características: Dudosa calidad de los títulos, todos los títulos comienzan con la palabra "The" y que se pueden encontrar las ideas más alocadas. Tras visitar PS2 en un mínimo de 4 ocasiones, The Oneechanbara, abandonaría el "The" (y por lo tanto los precios bajos) para su aparición en Xbox 360 como "Oneechanbara Vortex". Su siguiente paso sería un título para móviles en el que adaptaría un diseño de personajes estilo manga y finalmente (al menos hasta mayo 2008) daría el paso a Wii, como Oneechanbara Revolution.

Oneechanbara Revolution está realizado al igual que los otros títulos de consolas por Tamsoft, grupo que tuvo sus minutos de gloria con la saga "Battle Arena Toshinden" para PlayStation. Al igual que Vortex para Xbox 360, Revolution se despega del sello "The Simple Series" por lo que cabría esperar un salto cualitativo... pero la verdad es que técnicamente no hay demasiada diferencia con respecto a los últimos títulos de PS2.

Como de costumbre, la protagonista principal es la sensual Aya, que vestida con su atuendo habitual, bikini y sombrero de vaquero, se encargará de cuartear y descuajaringar  a hordas incesantes de zombies y otras criaturas que cualquiera sabe de donde han salido. Eventualmente iremos logrando más personajes hasta llegar a 4 (Aya, Saki, Reiko y Missery)... y aunque todo se reduce a liarte a espadazos, lo cierto es que cada doncella aporta un estilo de lucha totalmente diferente lo que lo hace bastante más variado de lo que parece en un principio.

Los modelos poligonales de las protagonistas están bastante bien realizados, aunque no se pueda decir lo mismo de los enemigos y los escenarios, que agradecerían un par de poligonillos más por aquí y por allá... pero, por la mecánica del juego, aquí lo que importa es más la cantidad que la calidad, cometido que cumple el motor del juego al poner a bastantes enemigos a la vez... aunque se resienta de vez en cuando (nada demasiado alarmante).

El cometido básico de Aya (y compañía) es partir del punto A y moverse por el escenario hasta llegar al punto B donde aguarda algún jefe (con algún jefe me refiero a cualquiera de las otras chicas...) o un quintal de enemigos; trayecto que suele ser bastante lineal y en este sentido el mayor problema puede ser que nos desorientemos en algún punto (la variedad de algunos escenarios se presta a ello) y en lugar de ir avanzando... vayamos retrocediendo... en cualquier caso tenemos un mapa a nuestra disposición por si nos asaltan las dudas. En nuestro peregrinar (los escenarios serán repetitivos... pero también son muy grandes) nos iremos encontrando con algunos zombies... y cada dos por tres surgirán unas rejas del suelo que nos impedirán avanzar, retroceder o huir... acto seguido, saldrán legiones de enemigos desde el suelo... y una vez que los despachemos, se retirarán las verjas y podremos avanzar... un poco más hasta que vuelvan a salir las verjas. La variedad de objetivos no es el fuerte del título.

Ya sabemos que técnicamente no da mucho de sí el título aunque definitivamente en Wii abundan títulos bastante inferiores... pero aún nos queda el apartado más importante, el control... especialmente cuando hablamos de un título para Wii... y aunque por lo ya visto el panorama actual no es muy halagüeño, lo cierto es que se controla anormalmente bien... particularmente si lo comparamos con otros títulos similares como Soul Calibur Legends. Como cabría esperar, a nuestra heroína la movemos con el nunchaku y todos los botones tienen asignados alguna función (salto, fijar enemigo, cambiar de estilo de ataque, alternar personajes, etc.), mientras que los ataques se hacen a base de agitar de una forma u otra tanto  del nunchako como del wiimote... y aquí está lo importante, el caso es que funciona... como norma general, lo que queremos hacer es lo que hace. He leído algunos comentarios  por Internet diciendo precisamente lo contrario, que los golpes no salen ni de broma... una opinión tan válida como la mía, eso sin duda, por lo que si medianamente estás interesado en el título (que llegará tanto a Europa como a los EE.UU.) mi primera recomendación es que contrastes opiniones... dicho esto, me da la sensación de que quizá no han cogido un poco el espíritu del juego ni le han dedicado siquiera un par de horas. El juego va de repartir espadazos y patadas ni más ni menos y es posible hacer combos muy pero que muy largos, de hecho, más que posible es una necesidad (ya veremos el porqué)... pero coges ahora mismo los mandos sin haber jugado a ningún título anterior, sin que nadie te explique nada y de tres golpes seguidos no pasas... esto se debe a que a la hora de repartir hay que seguir un cierto ritmo (algo que por supuesto viene tanto en el manual, como en unos tutoriales que aparecen la primera vez que juegas antes de cada fase... pero claro, están en japonés), hay que saber (más que saber, aprender a base de práctica) en que momento hay que soltar otro golpe para que se encadene con el anterior correctamente y poder continuar el combo... de hecho si logras el ritmo ideal, los golpes se vuelven más potentes, el radio de acción es mayor e incluso se puede ver visualmente en forma de estela; en tal caso, habremos logrado un "Cool Combination".

Otro aspecto a tener en cuenta que puede dar una cierta falsa impresión de escasez de golpes, es que nuestras 4 amigas van subiendo de nivel y podemos ir mejorándoles aspectos (fuerza, vitalidad, etc...) y ya de paso aprenden golpes nuevos... por lo que debemos pasar un buen rato con Aya y compañía para ampliar sus repertorios y que puedan hacer combos medio interminables... algo que como he comentado, es casi una necesidad y es que aquí no se sube de nivel por el simple hecho de eliminar enemigos, sino que se necesitan unas esferas amarillas que sueltan los enemigos al vencerlos... ya, parece que me estoy contradiciendo; el tema está en que las esferas pueden tener varios tamaños (cuanto más grandes mejor) y con el simple hecho de vencer a un enemigo sólo se consigue lo mínimo y con eso no llegamos a ninguna parte, necesitamos hacer combos lo más largos posibles y si eliminamos muchos enemigos a la vez, pues mejor que mejor para que las esferas se vuelvan más grandes y podamos mejorar a nuestra protagonista... algo así como la pescadilla que se muerde la cola: para mejorar necesitamos esferas, para las esferas necesitamos hacer combos... y para poder hacer (mejores) combos, necesitamos mejorar  con las esferas ^_^U. Un enemigo sólo aguanta X golpes, pero por un lado suelen haber muchos por lo que pasar de uno a otro no es problema y por el otro, por ese mismo motivo, lo normal es que aunque nos centremos en un zombie, a efectos prácticos le estemos dando a unos cuantos que estén cerca (especialmente si estamos  realizando un "Cool Combination"), por lo que está el efecto multiplicador de darle a varios con el mismo golpe.

Como resumen general... está claro que no es ninguna superproducción (como nota anecdótica curiosa, unos cuervos que salen... ¡hacen el mismo berrido que los zombies!) pero han acertado de pleno en lo que tenían que acertar. Si eso de ir repartiendo leña sin demasiadas contemplaciones os va y podéis hacer un poco la vista gorda con los gráficos, es un título bastante recomendable... quizá para que os sirva de referencia por aquello de que más gente habrá tenido la oportunidad de jugarlo, a mi entender es un título bastante superior a Soul Calibur Legends, aunque este técnicamente sea algo más agraciado.


AyaSaki & MiseryReiko

Adquirir Oneechanbara revolution en Play-Asia

Volver BOTONINICIO.gif