Time Gal

Ya en plena madurez de las consolas de 16 bits, de hecho 3DO y Jaguar estaban ya a punto de aparecer, Pioneer dejaba al personal con la boca abierta (seguramente por el precio)  al anunciar su último reproductor de Laser Disc, el CLD-A100, más conocido como LaserActive. Como reproductor era bastante competente, pero lo más importante es que tenía una bahía de expansión, donde podríamos poner "PACs" que mejorarían sus funcionalidades, como por ejemplo el PAC de Karaoke o el  de conexión a PC, pero lo más curioso es que también aparecerían dos PACs relacionados son los videojuegos; uno de Sega que nos permitía jugar a los juegos de MegaDrive y MegaCD, y otro de NEC que haría lo propio con la PC Engine y los Super CD; poder utilizar los cartuchos y CDs de las consolas de Sega y NEC estaba muy bien, pero para rizar más el rizo, Pioneer añadía un nuevo soporte, el Laser Disc, que proporcionaba algo menos de 600 MB útiles en formato digital (equivalente al CD) para datos y además hasta 60 minutos de audio y vídeo analógico... así nacen los MegaLD (Sega) y los SuperLD (NEC). Hasta ahí todo muy bien, el problema es que salía mucho más caro tirar por la senda del Laser Active que comprarte las consolas con sus unidades de CDs y un reproductor de LDs. Vamos, que fue un fracaso... pero que se ha convertido en objeto de coleccionismo.

Time Gal nos pone en la premisa de atrapar a Luda, un criminal que se ha hecho con una nave del tiempo, para ello debemos "aconsejar" a la protagonista, Reika Kirishima, lo que debe hacer en determinados momentos. Pertenece al género de las "películas interactivas" que tan de moda se pusieron en las recreativas de principios/mediados de los ochenta, gracias a la tecnología del Laser Disc, cuyo máximo exponente es el archipopular Dragon's Lair.
 Nuestra Time Gal no se lleva bien con la fauna local
Como buena película interactiva, los controles son sencillos, 4 direcciones y un botón de acción (disparar, usar, coger, etc.). En un videojuego normal,  moveríamos a nuestro personaje con la palanca y tal... aquí no. Como si fuese un capítulo de anime, nuestra querida Reika se irá moviendo y cada vez que surja algún problema (y créeme que Reika es incapaz de estar 2 segundos sin que algún bicharraco se la quiera comer) deberemos indicarle qué hacer en el momento justo (presionar alguna dirección o disparar)... si te equivocas de acción (sólo hay una acción correcta), malo; si no le das al botón en el escaso periodo de tiempo que te dan, malo también; no hay que perder de vista que se trataba originalmente de una recreativa,  su fin último es que te dejes en ella hasta el último céntimo y lo hace con mucho esmero. Nos matarán una y otra vez hasta que más o menos vayamos memorizando las acciones a realizar y el momento justo en cada escenario... lo mejor es que veáis los vídeos. Por otro lado el juego tan poco nos deja totalmente a la intemperie, según el nivel de dificultad tendremos algunas ayudas, así en fácil nos indicará mediante sonidos el momento y mediante unas flechas la dirección adecuada, pero ni por esas es sencillo; según avanza la dificultad esas indicaciones desaparecen y en última instancia veremos que hay algunos elementos que brillan (una roca, la pistola, la máquina del tiempo, etc.) para guiarnos. Aunque el género es bastante limitado por naturaleza (siempre el mismo vídeo, las mismas acciones a realizar), Time Gal intenta ofrecer algo más de variedad ofreciendo versiones "reflejadas" de todas las fases (lo que antes estaba a la derecha ahora está a la izquierda y viceversa, pero las acciones de arriba, abajo y disparo no varían) 

Time Gal ha aparecido para bastantes formatos, incluyendo el MegaCD (bastante apañadita), pero la versión de MegaLD es considerada idéntica a la recreativa, esto se debe a que el vídeo que compone la totalidad del juego, está grabado en los 60 minutos de vídeo analógico del LD (un LD viene a estar a medio camino entre una cinta VHS y un DVD en cuanto a calidad) al igual que en la recreativa, y la MegaDrive se limita a sobreponer elementos (los puntos, las indicaciones y poco más) sobre ese vídeo... de hecho, la segunda versión considerada más perfecta es la de MSX (nada de MSX2, Turbo R o parientes cercanos, hablo del primer MSX) que consiste en un LD (donde está todo el vídeo, idéntico a la recreativa) y un casete (como el Spectrum, el Commodore 64, etc) con los datos del juego en sí.

Los juegos tipo Time Gal tuvieron unos pocos años de esplendor en los 80 y desaparecieron (¡hasta el, fallido, renacer con la llegada del Mega CD y sus tropecientas películas interactivas de escaso presupuesto!) por un buen motivo; aunque visualmente dejaban a la altura del betún a cualquier otra recreativa, sus limitaciones eran bastante evidentes y para ver películas ya estaba el cine que salía más barato. Hoy en día sobreviven espiritualmente con los QTE (Quick Time Event- eventos rápidos) que aparece con mayor o menor trascendencia en buena parte de los títulos actuales, como la saga Resident Evil, The Legend of Zelda (a partir de Wind Waker) o por supuesto Shenmue, que posiblemente fue el título que puso al día el género.
Aunque la versión de MegaLD cuesta una burrada, a parte de ser muy difícil de encontrar, las versiones de Saturn y PlayStation, e incluso de la de MegaCD, están bastante bien.





Volver INICIO