Generation
of
Chaos
Exceed



Generation of Chaos es una saga de juegos de estrategia de Idea Factory, una compañía desconocida por estas latitudes pero con cierta fama por el país del sol naciente... pero no por la calidad de sus títulos o el apartado técnico de estos ya que parece que se quedaron anclados en la Psone y no son ninguna obra maestra precisamente. El éxito de Idea Factory, no ya con Generation of Chaos sino con todos sus títulos, se debe en mi opinión a los magníficos ilustradores y diseñadores de personajes que podrían ser la envidia de más de una gran compañía... sus títulos calan mayoritariamente entre los aficionados al manga y al anime... de ahí que no reparen en utilizar a las seiyus (dobladoras) más famosas del panorama del anime para dar vida a sus personajes, a eso hay que añadir que al lanzamiento de cada videojuego se vea acompañado en la mayoría de los casos por  OVAs, libros de ilustraciones, CD y demás merchandising que atraen al otaku. Sigamos...





Generation of Chaos consta de 5 títulos principales para PS2, 3 versiones mejoradas (GoC Exceed para GC,  GoC IV y V para PSP) y un sinfín de juegos derivados o relacionados de alguna manera. Según la historia podríamos hacer 2 grupos, GOC de 1 a 4 por un lado ya que transcurren en el mismo universo con muchos personajes coincidentes y GoC 5 por otro, que al menos hasta donde yo he jugado tiene poquito que ver con los anteriores.



Permitidme que hable de manera genérica de los 3 primeros títulos ya que siguen a pies juntillas EL DOGMA de SNK y Capcom en sus sagas de lucha. Más de lo mismo.

 Los primeros 3 GoC son encasillados como juegos de estrategia + RPG.

El aspecto más importante sin ninguna duda es el de estrategia, por un motivo u otro debemos unificar el continente de Neverland y eso se hace invadiendo los países vecinos y venciendo a sus ejércitos: Las batallas varían un poco de juego a juego pero la base es la misma en toda la saga, el elemento principal de cada ejército son los generales (puede haber 4 generales) y cada uno de ellos puede llevar 50 soldados; no tenemos un control directo sobre las tropas sino que sólo daremos orientaciones generales (rodeadlos, abrid una brecha, etc...), cada general tiene una barra de poder que se rellena según discurre la batalla y una vez llena podremos soltar un hechizo, según la naturaleza del general puede ser un ataque devastador, incrementar la fuerza de nuestras tropas, sanarlas etc... e incluso algunos generales pueden hacer ataques combinados. Si el general tiene cierta importancia seremos deleitados con una secuencia de anime al realizar el hechizo. Cuando acaba la batalla, capturaremos (o nos capturarán) a los generales (si es que no han escapado) y podremos intentar que se nos unan, liberarlos o ejecutarlos.
La estrategia va más allá de gestionar los ejércitos pues también debemos preocuparnos de lograr desarrollar las tierras que tomemos. Los generales, las tropas y el desarrollo de las tierras y ciudades requieren dinero y este sólo se puede generar en las ciudades, por eso debemos procurar que las ciudades sean prosperas invirtiendo dinero en mejorarlas y eligiendo a los generales más adecuados para esa misión, ya que cada general, además de sus características de combate también puede ser más o menos útil para ciertas tareas (desarrollo urbanístico, medioambiente, etc.)





El aspecto RPG es bastante más flojito, pero no deja de ser curioso. Va evolucionando con la saga, pero básicamente sólo hay mazmorras por las que nos iremos enfrentado a enemigos... la función principal es hacer más fuerte a tus generales subiendo de nivel y ya de paso recoger objetos y tesoros, de vez en cuando nos cruzaremos con otros generales, unas veces se nos unirán, otras se irán y bastantes veces nos intentarán rebanar el pescuezo. No hay mucha variedad de enemigos y los jefes suelen limitarse a versiones más poderosas de enemigos normales... pero por norma general son muy cafres. La clave para el éxito es llevar un grupito bien equilibrado con magos, espadachines y sanadores pues no es nada raro encontrarte con enemigos totalmente invulnerables a la espada o a los hechizos y si no tienes al personaje adecuado... malo.



El sistema de control es de lo más original, en la parte superior tenemos unas barras que se van rellenando, hasta un límite de 5 veces, eso indica que puedes dar 5 espadazos simples o hacer súper ataques o hechizos hasta de grado 5 (cuanto mayor grado mayor poder y a más enemigos alcanza), eso ya nos indica que no existen puntos de magia, sólo hace falta que la barra se rellene las suficientes veces... pero eso no es lo más curioso, aquí no elegimos al personaje con la cruceta y luego elegimos el ataque de una lista, aquí el mando se divide en dos partes, la cruceta para elegir enemigo y los 4 botones de la derecha para los personajes, cada botón representa a un personaje, si lo pulsamos una vez ese personaje atacará o se defenderá si justo en ese momento un enemigo le ataca, pero claro, también se debe poder hacer cosas un poco más complejas... así que si en vez de pulsar un momentillo el botón lo dejamos pulsado (1 segundo o algo así) hasta que el personaje adquiera una postura rara eso indica que podemos introducir una secuencia de botones para realizar un ataque o hechizo (igualmente si nos atacan en este momento romperán la secuencia pero nuestro personaje se protegerá), por último está el ataque automático y funciona de la siguiente manera, si dejamos pulsado el botón y no lo soltamos se activará una secuencia automática por la que el personaje hará un ataque algo más complejo. Al principio cuesta acostumbrase a esta mecánica, pero una vez que te acostumbras es mucho más ágil que el típico sistema de menús.




El aspecto sonoro destaca con numerosos diálogos y una banda sonora que se ajusta muy bien a lo que vemos en pantalla. El aspecto gráfico es más discretito, con unas soberbias ilustraciones y unas secuencias de anime que adornan algunos ataques especiales y momentos puntuales, que son de agradecer, animan el cotarro pero técnicamente tiene poco de *animadas*... pero el drama llega con los gráficos del juego en sí,  con sprites poco detallados y con pocas animaciones, escenarios prerenderizados bastante sosillos para las zonas RPG, algunos elementos 3D sin ningún tipo de suavizado de texturas y numerosísimas ralentizaciones sin saber muy bien a qué se deben en los escenarios de estrategia. A nadie se le van a caer los ojos por mirarlo, pero a todas luces, el apartado gráfico deja un poco que desear para lo que se puede esperar de PS2 o GC. Con todo y con eso es una saga que me gusta mucho.

 

Centrémonos ahora en Exceed para GC. En esta saga normalmente te dan para elegir a un / una protagonista de entre un buen grupito, ninguno es claramente más importante que el resto, pero para GC sí han decidido poner a una heroína, Roze...

Roze

Roze es medio humana medio demonio (recalcar que en este juego un demonio no es malvado por definición, es simplemente otra raza como lo son los elfos, ogros o... ángeles), princesa del pequeño país de Hellhanpool. Ella vive pacíficamente retirada en la montaña junto a Emilia, una niña humana... pero vientos de guerra soplan en el continente de Neverland. Un escuadrón enemigo se adentra en Hellhanpool para acabar con Roze, atacan su morada justo cuando ella estaba fuera trabajando y matan a Emilia. Al volver y encontrarse tan dantesca escena Roze decide volver a empuñar la espada: La única forma de que vuelva la paz es unificar el continente.. y ella se encargará de ello.



 Hay que clarificar que Roze está también en PS2 y la historia es la misma, la diferencia viene está en las escenas de Anime. Exceed salió con bastante posterioridad respecto al de PS2, por lo que decidieron añadir un buen puñado de escenas de anime sacadas directamente de los Ovas


Mutimedia:  Introducción, Guilty decided!

volver