sd gundam ds, contraportada





SD GUNDAM G
Generation
DS

sd gundam ds, portada
Desde que apareciese la primera serie televisiva de Gundam en 1979, hasta hoy mismo con la serie de OVAS Gundam Seed Stargazer o la serie Gundam oo (por no hablar de la película de Gundam Seed prevista para algún día de estos), Gundam ha sido un fenómeno multimedia como pocos se han visto. Series de TV, OVAs, películas, CGs, mangas, novelas, maquetas, merchandising de todos los colores... y por supuesto videojuegos.  Dentro de los videojuegos hay una serie que destaca, G Generation (de estrategia, similar a Fire Emblem), que llevan apareciendo desde la Super Famicom (el último apareció para PS2, G Generation Spirits, a finales del 2007)... dentro de esta saga, cabe destacar la subserie SD Gundam a la que pertenece este título para DS, donde SD significa "Super Deformed"... que a efectos prácticos se traduce en que las unidades aparecen pequeñitas y muy cabezonas.

Por norma general, aunque hay alguna salvedad, la saga G-Generation aglutina en un mismo título gran cantidad de series de Gundams, después está que te las mezclen o que le dediquen una serie de niveles a cada serie, sin que se lleguen a cruzar personajes de diferentes series. En el caso de G Generation DS hace lo primero, junta varias series, algunas muy conocidas como Seed, Turn A, G, Wing o Z... otras no tanto como MSV (manga), Crossbone Vanguard (novelas) o Monoeye (original de un juego de Wonderswam)... el que esté más o menos puesto en el tema de Gundams sabrá que juntar según que series no tiene demasiado sentido...

Para solucionar un poco el tema de las distintas líneas argumentales, Bandai crea una nueva línea argumental que lo aglutina todo, si bien centrándose principalmente en Z/ZZ, Seed, Turn A y Legión (original para este juego), mientras que las otras series se limitan a un papel testimonial... por lo que si nuestras series favoritas no están en el primer grupo, habrá bastantes personajes y unidades que echaremos de menos... de hecho, aunque estén en el grupo igualmente echaremos de menos personajes y unidades.



La mecánica del juego es a priori bien sencilla, elegir a tus personajes, luego las unidades que quieres que usen (no tienen porque usar su unidad característica)... y a barrer todo lo que salga en el mapa. Hay una gran cantidad de unidades, cada una con sus características muy particulares, lo mismo pasa con los personajes, que pueden ser de varios tipos: normales, New Types, Coordinators, ases. Ya en el campo de batalla podemos elegir entre sacar a las unidades sueltas o hacer escuadrones de hasta 3 unidades... más allá del incremento de la capacidad ofensiva, cuando se hacen escuadrones entran en juego las relaciones humanas... pues hay pilotos que se llevan muy bien  y otros que no se pueden ni ver y todo eso afecta.
Hay dos formas de conseguir pilotos... los que nos dan directamente según avanzamos en el juego y las que podemos conseguir. En el caso de pilotos, algunas veces podremos convencer a enemigos para que se nos unan, para ello lo normal es usar pilotos que se conozcan para que se comuniquen... también si cumplimos algunas condiciones, podremos lograr que nos salgan refuerzos inesperados.
Mención especial merecen las unidades: Por norma general existen 3 formas de conseguir unidades nuevas, que te las den, las compres (muy poco recomendable ¡son carísimas y muy del montón!) o robarlas... la tercera opción será la que más usemos, para ello rodearemos una unidad enemiga con un mínimo de tres unidades nuestras y si hay suerte lograremos obtener la unidad enemiga (cuanto más dañada está, más fácil es de robar) aunque todas las unidades no se pueden robar. Luego con cualquier unidad podemos venderla, desguazarla, mejorarla o actualizar. La primera opción habla por sí sola y la usaremos muy a menudo; con la segunda perdemos una unidad a cambio de obtener piezas con las que poder actualizar otra unidad; podemos invertir cierta cantidad de dinero en cualquier unidad para lograr mejorar su rendimiento (hasta dos veces) y finalmente tenemos la actualización, pues podemos coger una unidad cualquiera y emplear piezas para transformarla en otra... ahora bien, puedes coger una unidad, añadirle tal pieza y como resultado obtengas otra unidad que es una auténtica máquina de aniquilar... o que sea netamente inferior a la unidad base.


Técnicamente el juego no destaca en nada... ya sea en los gráficos o en el sonido, estamos ante un juego que bien podría ser de GBA... y no de los muy buenos precisamente.  Sprites pequeñitos, bien diseñados pero escasamente animados, alguna que otra ilustración o secuencia nos alegrará el día de vez en cuando, pero tampoco es que abunden. En el apartado sonoro, los efectos de sonido son reconocibles (los ruidos típicos de los beam saber, el "efecto mariposa" de Turn A, etc.) aunque a la larga se hace repetitivo;  igualmente cada serie tiene su propia musiquita sacada directamente del anime... el problema está en que la calidad en general es bastante regularcita.
El control no tiene ninguna pega, movemos el cursor, navegamos por menús... todo con la cruceta. La pantalla táctil se ha visto relegada a mostrar el mapa general (por el que nos podremos desplazar  "tactílmente" si queremos) y ver las características de las unidades. No es el uso más innovador e intensivo de DS, pero al menos te despeja la pantalla principal de información útil pero innecesaria.
Resumiendo, no es un título puntero, pero teniendo en cuenta lo que hay de estrategia para DS, es de lo mejorcito. Como título de Gundam es bastante recomendable para los fans.
 
Volver Inicio