Fullmetal
Alchemist
Dual
Sympathy


Fullmetal Alchemist (FMA) es una serie de Square Enix que comenzó como manga y su éxito hizo que pasara a serie de Anime e incluso hay una película. En el departamento de ocio interactivo tampoco es novata al contar al menos con 3 títulos para PS2 (2 de Square Enix y 1 de Bandai) y 2 RPG para GBA (obra de Bandai); una vez más Bandai tomó la serie de anime y la adaptó a DS en forma de beat'em up... vamos, un clon de Double Dragon o Final Fight.

FMA nos lleva a un mundo ligeramente diferente al nuestro, la tecnología se ha quedado algo rezagada pero han desarrollado esa vieja ciencia cuya mayor ambición era convertir el plomo en oro... la alquimia. La alquimia es la ciencia de la transmutación cuyo único objetivo y uso es precisamente eso... transformar las cosas y en un principio sigue una sóla ley muy sencillita, para conseguir algo debes entregar otra cosa del mismo valor, un intercambio... a efectos prácticos eso significa que si tenemos un pedazo de madera y otro de acero es posible transmutarlos en una katana ninja pues los componentes son los mismos... o si tenemos un coche hecho un amasijo, mientras todas las piezas estén (en el estado que sea) sería posible transmutarlo en un coche nuevo. En ese existe un rumor, casi una leyenda, un objeto capaz de hacer que el alquimista se salte a la torera la ley del intercambio, es decir, capaz de materializar de la nada... la piedra filosofal... si queréis saber más de la historia os recomiendo que si tenéis la oportunidad veáis la serie de anime, eso sí, es una serie bastante cruda con numerosos muertos en todos los bandos y temas bastante escabrosos por lo que no será del gusto de todo el mundo.

Centrémonos en  el  juego... aunque no hay mucho que decir. Se puede decir que capta fielmente la estética del anime, ya sea con el diseño de los sprites, las numerosísimas pantallas estáticas sacadas directamente del anime o la ingente cantidad de sampleados de voz que tiene el juego. A eso le sumas unos cuantos minijuegos, galerías de imágenes, fichas de personajes y unos cuantos extras más que harán las delicias al aficionado de la serie... el problema es que las virtudes se acaban ahí... y ni he mencionado el juego en sí...

Como dije, el juego consiste en avanzar lateralmente pegándole al prójimo... no tiene mucha historia, pero mira por donde metieron la pata hasta el fondo. Lo primero que llama la atención es la escasa variedad de ataques... un combo básico pulsando repetidamente el botón de ataque, un ataque fuerte que se hace presionando una dirección y ataque y además uno o dos golpes en salto... ya está, ni mañas ni nada, como factor redentor tiene la alquimia, pero de eso ya hablaré después. El otro gran problema viene de los enemigos, hay muy poquita variedad... prácticamente en las dos primeras fases ya lo habrás visto todo y  casi peor aún es la escasez de ataques que tienen que se limita en el grueso de los casos a 1 sólo; por suerte los jefes están bastante más logrados y en algunos casos tendremos que hacer algo más que pegarles.

El subtítulo del Juego es Dual
Sympathy, que aunque evidentemente es para que coincida con DS, lo de Dual tiene su razón de ser en el juego... una cosa que llama la atención al empezar a jugar es que en buena parte de las fases habrá dos protagonistas en pantalla... y he aquí uno de los grandes enigmas del juego (por no llamarlo fallo de los gordos), si durante el grueso del juego hay dos personajes en pantalla casi que suena a perogrullesco que se permita el juego a dos jugadores a la vez, que además es típico de los juegos de este género... pero no, el juego es exclusivo de 1 un jugador; aún más enigmática se muestra la presencia del segundo personaje cuando te das cuenta (a los 10 segundos de comenzar a jugar) de que no tiene razón de ser... anda de acá para allá siguiendote, le pegarán de vez en cuando, pero si esperas que te eche una mano vas apañado...

Cuando hay poco  a lo que cogerse, cualquier saliente parece bueno... y eso es lo que ocurre con la alquimia, que sin ser ni la sombra de lo que podría haber sido es una bocanada  de aire fresco; cada alquimista tiene dos transmutaciones estándar, una de ataque y otra de defensa que se realizan simplemente tocando las esquinas táctiles inferiores, según el rato que toquemos y el nivel de alquimia que tengamos podremos realizar transmutaciones más o menos poderosas, si las realizamos en su grado máximo veremos una pequeña escena animada del personaje realizando la transmutación; a parte también existen  tipos de transmutaciones contextuales, unas en las que sólo habrá que tocar alguna esquina de la pantalla y las a priori más interesantes, en las que en teoría deberiamos trazar el diagrama de transmutación, pero en lugar de funcionar como los sellos mágicos del Castlevania, aquí nos limitaremos a tocar las esquinas del diagrama que nos indiquen. No está mal, pero teniendo en cuenta las cosas que se ven en la serie, la alquimia del juego de DS se muestra demasiado simple.

En resumidas cuentas, se trata del típico título de Bandai de dudosa calidad hecho para aprovecharse del éxito de tal serie, lo raro es que el apartado de extras está especialmente logrado, de los mejores que he visto en un juego. Si eres fan de la serie lo más probable es que aún dejando bastante que desear te guste el juego.. si no es el caso...

Volver BOTONINICIO.gif